Los Andes Después del Hielo: El Último Glaciar de Venezuela

Submitted by Robin Hocquet | published 13th Jul 2021 | last updated 24th Sep 2021

Climate Change Adaptation in Mountains Annotation

Post based on the Policy Brief: "Los Andes Después del Hielo: El Último Glaciar de Venezuela.", by L. D. Llambí, A. Melfo and T. Santos. Instituto de Ciencias Ambientales y Ecológicas - ICAE – Universidad de los Andes. Propuestas Andinas No. 17. CONDESAN. Mérida, Quito.

Research carried out under the project “The Last Venezuelan Glacier”, Instituto de Ciencias Ambientales y Ecológicas, Universidad de Los Andes, Venezuela, and National Geographic Society. 

Original text and summary below are in Spanish.

Vista al presente: Estado actual del glaciar del Pico Humboldt. © José Manuel Romero. p.22 de la publicación.

Vista al presente: Estado actual del glaciar del Pico Humboldt. © José Manuel Romero. p.22 de la publicación.

Introduction

El proceso natural de derretimiento de los glaciares ha sido acelerado por el cambio climático global en la alta montaña tropical. Tras milenios de hielo, y antes de que empiecen milenios sin él, nos encontramos en una encrucijada singular, el momento exacto en que desaparecen los glaciares: una oportunidad única para el estudio y la reflexión.

El proyecto ‘El Último Glaciar de Venezuela’ es una iniciativa que se ha planteado aprovechar esta circunstancia singular para estudiar el retroceso glaciar y la dinámica de formación de un nuevo ecosistema, y a la vez promover la reflexión ante la desaparición de un paisaje emblemático. Se inició en mayo de 2019 y estuvo a cargo de un equipo científico multidisciplinario integrado por especialistas venezolanos, con el patrocinio de la National Geographic Society.

El primer objetivo fue documentar el retroceso glaciar. Un enfoque multidisciplinario, combinando diversas fuentes de información, permitió producir mapas multitemporales detallados de la cobertura glaciar en la Sierra Nevada de Mérida, desde 1910 hasta 2019. El segundo, investigar el proceso de sucesión primaria o colonización de la vida tras la retirada del hielo, siendo uno de los pocos estudios de su tipo en la alta montaña tropical. Para hacerlo, fue necesario ascender hasta la remota zona del glaciar del pico Humboldt, en expediciones que involucraron varios días de camino y trabajo en condiciones difíciles en las empinadas laderas al borde del hielo. Como parte integral del proyecto, se llevaron a cabo también una serie de actividades educativas, de formación y concientización sobre el impacto del cambio climático.

* Se puede descargar la publicación completa en la columna derecha. Se puede leer los mensajes clave de la publicación a continuación. Lea el texto completo para más información.

Documentando la desaparición de los glaciares en la Sierra Nevada de Mérida

El último glaciar de Venezuela está hoy restringido a la ladera noroeste del pico Humboldt, una zona más remota y de menor accesibilidad. En este momento no existe un programa de monitoreo permanente del glaciar, y son pocos los datos disponibles de las condiciones climáticas cerca de la cumbre, ya que hay muy pocas estaciones climáticas en operación en las zonas de alta elevación de los Andes venezolanos.

La información histórica sobre la extensión de las masas glaciares en la Sierra Nevada está disponible para algunos momentos en el tiempo, y en muchos casos provenía de fuentes de información geográfica (mapas o imágenes de sensores remotos) de insuficiente resolución tratándose de glaciares tan pequeños. Por ello, fue necesario generar un Sistema de Información Geográfica con datos de la extensión de las áreas cubiertas por glaciares desde las primeras estimaciones de 1910, para todas las fechas históricas donde pudiera hacerse un análisis suficientemente preciso y confiable. El proceso requirió un minucioso trabajo detectivesco, integrando múltiples fuentes de información: mapas y fotos panorámicas históricas, fotos aéreas, imágenes de satélite, entrevistas a montañistas y observaciones de campo.

Como resultado, se produjeron mapas multitemporales de la cobertura glaciar de la Sierra Nevada de Mérida (figura mostrada continuación). A partir del año 1952 se dispone de fotografías aéreas detalladas y luego de imágenes de satélite de alta resolución, lo que hizo posible generar mapas muy detallados (escala 1:5000) de toda la Sierra Nevada para los años 1952, 1998, 2009, 2015 y 2019, y una revisión cuidadosa de las estimaciones históricas para 1910 (analizando en especial fotos antiguas panorámicas). Con esta información se reconstruyeron los cambios en la cobertura y las tasas de retroceso glaciar del pico Humboldt y de los extintos glaciares del pico Bolívar y La Concha.


Vista general de la cara Noroeste de los Picos Humboldt y Bonpland indicando la ubicación de nuestras transectas de
estudio (líneas rojas) y la cobertura glaciar entre 1910 y 2019. Modificado de: Llambí et al. 2021. Imagen de fondo de Google Earth Landsat/Copernicus y CNES/Airbus, 2019.

* Lea el texto completo para más información sobre los resultados de la documentación del retroceso glaciar y de investigación del proceso de sucesión primaria o colonización de la vida tras la retirada del hielo.

¿Qué podemos hacer?

  • Venezuela será el primer país post-glacial de los Andes. De continuar las tendencias actuales de calentamiento, este es un fenómeno que se irá repitiendo en los otros países a lo largo de la Cordillera. Para Venezuela es tarde, pero quizás estemos a tiempo de prevenir que otros glaciares de montaña del mundo tengan el mismo destino. Pero debemos actuar ya, e impulsar con más fuerza opciones efectivas de mitigación del cambio climático (p. ej. mecanismos de desarrollo limpio, prevención de los procesos de degradación de ecosistemas, entre otros).
  • Es fundamental promover una visión integral de los impactos e implicaciones del retroceso glaciar, que considere los impactos sobre la oferta de agua y la generación de riesgos, pero también sus consecuencias sobre la dinámica de los ecosistemas y paisajes de la alta montaña (p. ej. nuevos ecosistemas, degradación de humedales y bofedales, pérdida de especies especialistas de estas zonas).
  • A su vez es importante documentar, analizar y comparar las tradiciones e implicaciones culturales, socio-económicas y turísticas del retroceso glaciar en los diferentes países de los Andes y promover procesos de reflexión y aprendizaje social en torno al tema.
  • En este contexto, es necesario fortalecer las redes regionales de monitoreo de largo plazo existentes a escala continental (p. ej. GLORIA-Andes, IMHEA, redes de monitoreo glaciar) y promover la implementación de estrategias más integrales de monitoreo socio-ambiental.
  • Dada la presión que genera la interacción del cambio climático y el uso de la tierra sobre los ecosistemas, paisajes y sociedades altoandinas, es clave continuar promoviendo estrategias innovadoras de conservación, restauración ecológica y adaptación al cambio climático en estos espacios únicos en el planeta.

Further resources